Agente del comprador


El “personal shopper inmobiliario” o “agente exclusivo del comprador” es una figura bien reconocida en el norte de Europa y Estados  Unidos, pero relativamente nueva en el mercado inmobiliario Español.

Para el comprador se trata de contratar los servicios de un profesional para que la compra de su vivienda sea más segura, de mejor calidad y a mejor precio que lo que puede obtener el mismo. Esta labor es completamente independiente y defiende a ultranza los
intereses del comprador (es quien paga sus honorarios), nunca se cobra al vendedor. Estos son requisitos obligatorios para poder efectuar la labor que se le encomienda al profesional de manera integra y ética.

De que se trata:

–Lo más importante es definir las preferencias del comprador, estableciendo las características de la propiedad que busca, la zona y
el presupuesto que tiene.
–Accedemos al 100% del mercado inmobiliario y siempre negociamos a favor del comprador, quien se ahorra un 70% del tiempo que necesitaría para encontrar su propiedad, también se suele ahorrar entre un 5% y un 20% sobre el precio de salida de la propiedad.
–Una vez de acuerdo sobre las necesidades del comprador, presentamos un contrato de servicios, en donde se incluye el coste final en concepto de honorarios.

Qué hacemos:

–Recogemos por diferentes medios toda la información relativa a la busca en cuestión.
–Visitamos decenas de propiedades y descartamos las que no corresponden a las necesidades del comprador. —–Realizamos informes de cada visita.
–Elaboramos informes completos sobre las viviendas seleccionadas. Realizando un análisis comparativo cualitativo y cuantitativo.
–Programamos citas para las viviendas elegidas por el comprador.
–Cuando el comprador lo juzgue necesario gestionamos informes técnicos y tasaciones.
–Negociamos el precio.
–Solicitamos y controlamos toda la documentación necesaria para la preparación de la compra/venta.
–Gestión patrimonial. Si el motivo de la compra es hacer una inversión. Gestionamos los alquileres desde el inicio de la búsqueda del inquilino hasta resolver cualquier incidencia.